25 ene. 2014

Broken Age - Acto 1

Tim Schaffer, el talentoso autor de tantas grandes aventuras gráficas como Monkey Island, Day of Tentacle o Grim Fandango, no había vuelto a tocar el género desde que abandonara LucasArts y fundara su propia compañía, Double Fine. Sin embargo, en marzo de 2012 cayó la bomba, Tim pedía dinero en Kickstarter para crear una aventurilla de corte clásico. Lo que no imaginaba es que más de 87 mil personas le darían 3,45 millones de dólares para que creara algo mucho más grande que una simple aventura en flash. Casi dos años después, tras diversos retrasos y complicaciones financieras, llega el primer acto de Broken Age, la aventura gráfica más esperada de los últimos tiempos. 

Los protagonistas de BA son los jóvenes Vella y Shay, que viven atrapados cada uno en su mundo. Vella es una doncella destinada a ser sacrificada por su pueblo para calmar la sed destructora de un monstruo. Shay vive dentro de una nave espacial, en un mundo de aventuras infantiles creado por sus protectores padres. Ambos van a rebelarse contra su destino e intentarán, con nuestra ayuda, romper los moldes que les atenazan y desembarazarse de los cómodos roles que se les ha impuesto. BA nos propone así un universo de fantasía en el que podemos fácilmente identificarnos, y dos personajes encantadores cuyo destino pronto querremos ayudar a cambiar. Los personajes secundarios cumplen funciones arquetípicas, destinados a reforzar el deseo de libertad de los protagonistas.

Double Fine ha cuidado con esmero el apartado técnico, de forma que todo en el juego fluye con suavidad. El espectacular diseño artístico creado por Nathan Stapley no pasa inadvertido:  personajes con forma de marionetas, tonos pastel, suaves contrastes, le dan a BA un controvertido tono de cuento infantil. Guste o no, BA destaca por su originalidad y su diseño exquisitos. Hay que destacar también la música de Peter O'Connell y las voces de actores conocidos como Elijah Wood, Jack Black o Wil Wheaton. 

Pero BA no debía ser un cuento ni una película, sino una aventura gráfica point-and-clic de corte clásico. De hecho hay diálogos en árbol muy bien escritos, usamos objetos y debemos interactuar con el entorno para solucionar unos enigmas que aunque requieren cierto ejercicio mental en general son fáciles. A ello contribuyen las pistas que los personajes van dando, los pocos objetos y hotspots disponibles, la escasez de escenarios y el hecho de que sólo hay dos maneras de interactuar con el entorno, pulsando sobre objetos y personajes para hablar u obtener información, o usando los objetos del inventario. No hay verbos ni iconos, tan solo pulsamos para "interactuar". En definitiva el nivel de desafío es bajo pero también es verdad que el nivel de frustración es cero. El debate está abierto: si bien esa simplicidad tiene como objetivo satisfacer y atraer a un público no necesariamente experto en aventuras gráficas, ¿es eso legítimo o han traicionado la idea original que llevó a muchos a donar en Kickstarter?  

Habrá que esperar al segundo acto para dar una valoración definitiva. Por el momento el primer acto de BA ofrece una experiencia corta, de apenas 5 horas de juego, pero hermosa. Un bonito pasatiempo que intenta salir del nicho en que han encerrado al género y que se puede sin duda compartir con tu pareja o tus hijos. 

MINIFICHA:
Perspectiva : 3ª persona
Acciones : 
tener conversaciones; recoger y usar objetos; combinar objetos en el inventario.
Duración : corta.
Dificultad : baja.
Idioma: voces en inglés 
y subtítulos en español.

VALORACIÓN: corta y fácil primera parte de un hermoso cuento.

Web oficial: aquí.

SAVEGAMES: pronto.